Dicen los grandes blogueros y emprendedores digitales a los que seguimos, referencias para nosotras en el arranque del proyecto que pusimos en marcha este año Fuen y yo, que es importante hacer balance de los años que terminan. Agradecer lo que te ha ido bien en la vida, recordar lo que falló y tener claro qué es lo que quieres mejorar y tus objetivos para el año siguiente, en este caso objetivos para 2019. Así que os presentamos nuestras reflexiones individuales del año que acabó y las conjuntas que han supuesto la puesta en marcha de Ruralízate.

EL BALANCE DE FUEN

RESUMEN DE 2018

A nivel PERSONAL, la llegada de mi segunda hija a la familia ha sido un torbellino y una ilusión desbordante. Con ella ha nacido en mí una ternura no conocida anteriormente, quizá es porque es una niña muy muy buena, que nos ha dejado dormir y disfrutarla desde el principio, y eso se agradece mucho, jejeje. Además la experiencia es un plus y con ella todo ha sido más fácil. Ha llegado para completarnos y los cuatro juntos estamos somos un equipazo.
El otro gran hito de 2018 ha sido también un nacimiento, en este caso PROFESIONAL, el de Ruralízate. Laura y yo hemos conseguido aterrizar nuestro primer proyecto y ha nacido con mucho esfuerzo, pero también con ganas y energía, aunque también ha supuesto que algunos meses hayamos necesitado descansar.
Además a todo ello se ha unido la compra de un piso y mudanza que ha absorbido también parte de mi energía de este año. Es por eso que siento que me he descuidado a mí misma, mis hobbies y mis necesidades, así que mi MUNDO es el que más he dejado de lado este 2018 y que tendré que trabajar en 2019.

LECCIONES APRENDIDAS

Me he conocido más a mí misma, en muchas facetas y además he aprendido que necesito más organización en mi vida:

  • La paciencia es uno de los mayores tesoros a poseer. Noto que me pongo nerviosa y eso me traiciona, sobre todo con las niñas, tengo que aprender a gestionar la calma como objetivos para 2019.
  • Tengo que encontrar el momento de tener tiempo para mí. La felicidad no se limita a mí misma, pero necesito estar bien conmigo para poder transmitir. Además, también es importante dormir unas horas mínimas que no estoy respetando últimamente, en mi caso con 7 horas funciono muy bien.
  • He aprendido que en equipo soy mejor. Y precisamente con Laura me siento a gusto porque me transmite esa paciencia y serenidad que yo no tengo, me hace sentirme a mí más fuerte.
  • La organización como base para la conciliación de todas las tareas. Siempre he pensado que puedo con todo, pero no, necesito organizar mis tareas para poder abarcar todo lo que me importa, mi familia y amigos, Ruralízate, el campo, el huerto, etc.

OBJETIVOS PARA 2019

  • En el ámbito personal varios aspectos: buscar tiempo para mí y quererme un poquito más; seguir trabajando la paciencia fortaleciendo los canales que ya voy comprendiendo que me funcionan y compartir más con mi pareja mis ilusiones, especialmente todo lo que a Ruralízate se refiere.
  • ¡¡Sonreír mucho, mucho más!!!

EL BALANCE DE LAURA

RESUMEN DE 2018

A NIVEL PROFESIONAL he conseguido hacer algunos cambios que han conseguido mejorar mi día a día. Este cambio este año ha sido conseguir negociar el teletrabajo. Aunque aspiro a que vaya a más, de momento disfruto de esta forma de trabajar dos días por semana.

El 30 de mayo de 2018, espero que quede en mi recuerdo por mucho tiempo por ser el día en el que lancé mi proyecto personal con la suerte de hacerlo de forma conjunta con Fuen, una de esas personas que transmiten alegría y buen rollo en el día a día y que merece la pena tener cerquita. Por fin un proyecto con la idea de ayudar a la gente a alcanzar su sueño de vida rural, a la vez que ayudan a repoblar las zonas olvidadas de nuestra geografía.

EN “MI MUNDO”, agradezco que todos gozamos de buena salud en mi familia, tener un trabajo que permite vivir de forma independiente, y poder aspirar y tener tiempo para el desarrollo de proyectos personales. Además el final del año nos ha traído a Daniel, mi primer sobrino y del que espero poder disfrutar por mucho tiempo.

En mi mundo tienen mucho que ver mis aficiones, que me alegran el día a día y me hacen disfrutar de las pequeñas cosas. Una de ellas, la fotografía. Año que empezó con mucho tiempo dedicado a ello, gracias a la exposición que tuve la suerte de compartir con mi compañero Jesús, en Alcalá de Henares. El resto del año, debido a la puesta en marcha de Ruralízate, ha seguido con un bajón fotográfico, meses sin sacar la cámara ni disfrutar de ella, pero al final del año me esperaba una sorpresa. Disfrutar de una nueva disciplina que no había probado antes: la fotografía de aves.

Otra de mis aficiones, formar parte de la Asociación Cultural EL Magusto, este año me trajo mucho trabajo en “vacaciones”, pero también satisfacciones. La XV Edición del Festival Celta Folk El Magusto, fue una edición muy especial. Decidimos arriesgar con un cartel de grupos tan potente, que se multiplicó la presencia del festival en los medios y su repercusión. Un reto de organización.

LECCIONES APRENDIDAS

  • En general, que para disfrutar el día a día es esencial conocer lo que realmente te interesa y con lo que disfrutas.
  • Que es importante reservar tiempo para ti y tus aficiones, escapar de vez en cuando del día a día es salud, y hay que encontrar los ratos.
  • Que aunque tengamos momentos de soledad, también necesario, hay que mantener las relaciones y buscar tiempo para verte con las personas que te aportan.
  • Que el trabajo a través de la asociación a la que perteneces, aunque satisfactorio, también puede traer sinsabores si al final no consigues reservar tu propio tiempo para compartir y poder intercambiar experiencias.

OBJETIVOS PARA 2019

  • Siempre se puede tener mejor carácter y afrontar el día con más alegría.
  • Organizarme mejor. En el trabajo ha habido mejoría como todos los años, pero falta más orden en el desarrollo de mi proyecto personal.
  • Volver a mis aficiones. Si no puede ser semanalmente, tiempo que dedicaba siempre en los dos años anteriores a mi afición, intentar que no pase un mes sin fotografías como objetivos para 2019.
  • Leer más, y más en papel. Si no lees, no aprendes, no conoces, no tienes “fondo” con el que valorar tu entorno, las cosas que suceden, la cultura, la política, el valor de las cosas, del medio ambiente, de las acciones individuales

EL BALANCE DE RURALÍZATE

RESUMEN DE 2018

Tras unos 7 meses de trabajo y formación, nace nuestro proyecto, que nos conecta con lo que de verdad nos interesa y nos motiva, y que esperamos nos traiga grandes experiencias y alegrías. Por el momento, hemos asistido a jornadas (PRESURA 2018, I Albada Rural, etc.) y trabajado en redes sociales, lo que nos ha permitido el intercambio experiencias con 12 entidades, organismos y empresas que trabajan por el medio rural a distintos niveles. Personas que hemos conocido y nos han trasladado su interés por nuestro proyecto y con las que hemos compartido ilusiones y objetivos.

Además, hemos puesto nuestro granito de arena para aclarar las ideas de personas que están valorando su cambio de vida, de la ciudad al campo, más otras tantas que han contactado con nosotras por redes sociales interesándose por opciones disponibles.

Hemos iniciado también breves colaboraciones con empresas que trabajan en el medio rural, ayudando a difundir sus proyectos y buscando caminos comunes para el desarrollo de ideas comunes en un futuro.

Agradecemos además que nos hayan dado la primera oportunidad para trabajar el entorno natural que nos motiva por nuestros orígenes, la Dehesa, proyecto del que no os podemos contar más pero que esperemos arranque en 2019.

LECCIONES APRENDIDAS

  • Que el día a día teniendo objetivos y metas es mucho más reconfortante y productivo.
  • Que el trabajo semanal acaba reportando resultados, y para ello es necesario seguir trabajando en nuestros contactos gracias a las redes sociales.
  • Que conocemos mucha gente vinculada al medio rural, y que para avanzar en nuestro proyecto, es esencial no perder nuestros vínculos rurales.
  • Que no podemos descuidar la formación, importante para el crecimiento de nuestro proyecto.
  • Que la asistencia a jornadas y eventos tiene que formar parte de un proyecto como el nuestro en el que el intercambio de experiencias y el conocimiento del medio rural es esencial para seguir apoyando a las personas que sueñan con su vida rural.

OBJETIVOS PARA 2019

  • Año de optimización y de consolidación. Fijación de objetivos claros y sensatos para poder seguir avanzando, creciendo y generando comunidad.
  • Hablar de Ruralízate allá donde vamos nos genera satisfacción y tenemos ganas de seguir creciendo, aprendiendo mucho y conociendo.
  • Organizar un calendario de asistencia a eventos y jornadas vinculadas al medio rural.
  • Trabajar sobre el calendario editorial para aumentar la frecuencia de publicaciones en nuestro blog.
  • Seguir incrementando nuestro público en redes sociales y el número de suscriptores con los que compartir experiencias y generar comunidad.
  • Al final del año, que podamos decir que conseguimos ayudar a iniciar el camino hacia el cumplimiento de algunos “sueños rurales”. Que sigamos trabajando por la repoblación y por los pueblos.